Mis violonchelos son obras de artesanía hechos a mano en mi propia maestranza siguiendo el arte tradicional de la construcción de violines.
Cada uno de mis instrumentos es un ejemplar único. La calidad excepcional de mi trabajo se manifiesta y se apprueba en las clasificaciones sobresalientes en concursos nacionales e internacionales de fabricación de violines.
Mi aspiración continua es avancar el desarrollo de mis instrumentos para siempre superar las expectativas altas de nuestros clientes.